volver arriba

Hna. Margarita Jauregui Tolosa

“he corrido hasta la meta, he mantenido la fe...”

FOTO

Con esperanza en Cristo Resucitado os comunico el “paso a la Vida” de nuestra querida Hermana MARGARITA JÁUREGUI TOLOSA. En este día, 20 de marzo, fecha tan significativa para el Carmelo Misionero, que vive con gozo la Pascua de Nuestro P. Fundador, el Señor ha llamado también a nuestra hermana Margarita a gozar para siempre en el Reino preparado por el Padre para los trabajadores de su Viña y vivir para siempre con Aquel que la sedujo y llenó plenamente su vida. Tenía 92 años y 72 de Vida Consagrada. Ha fallecido en la comunidad “San José” de Roma.

 

FOTO

Margarita nació en Azcárate, (Navarra) el 6 de julio de 1926, en una familia cristiana, que despertó en los hijos una fuerte sensibilidad y compromiso vocacional para el Carmelo. Felisa, Carmelita Misionera que ya falleció, Clara, que forma cdad. en Paderno Dugnano y nuestra querida Hna. Margarita, que ingresó en el Carmelo Misionero el año 1945 y profesó en Pamplona el 4 de marzo de 1947.

En su trayectoria vocacional y apostólica, ha vivido siempre con un espíritu alegre y con mucha generosidad en diferentes lugares de la Congregación; principalmente en los servicios de Enfermería, tanto en Centros de Salud y Clínicas como con nuestras hermanas enfermas en algunas comunidades. Estas han sido: Pamplona: “San Francisco Javier”; Terrassa: “San Lázaro”; Trigueros: “Virgen del Carmen”; Treviso:“La Madonnina”; Brescia: “Nuestra Señora del Carmen”; Paderno Dugnano: “Santa Teresa”. En Roma ha vivido en diferentes comunidades: “Mater Inmaculata”; “Nuestra Señora de las Virtudes y “San José”. En esta última comunidad la encontró el Señor con la lámpara encendida y la invitó a gozar en su Reino de Paz.

 

FOTO

A hermana Margarita se la recuerda como una mujer de fe profunda, amante del silencio, de la oración. Vivía con gozo su consagración a Dios y su servicio a los enfermos y necesitados a los que se entregaba con todo el corazón sin mirar el tiempo, ni el cansancio, siempre cercana, atenta, delicada con ellos; todos la recuerdan con cariño y gratitud. 

 

 

Gracias Margarita por tu trabajo en la Viña del Señor, por tu entrega generosa, por el testimonio de tu vida, vocación y servicio. Te encomendamos el Carmelo Misionero para que permanezca siempre fiel a su vocación al servicio de la Iglesia por la extensión del Reino.

 

 

 

 

 Madrid, 20 de marzo de 2019

Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. M Pilar Arteta Vizcar Hna. Dolores Manzano Gutiérrez »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.