volver arriba

Prosa al Espiritu Santo

que el P. Francisco Palau  ocd adaptó de la “sequentia” de la misa de Pentecostés en verso

FOTO

PROSA DEL ESPÍRITU SANTO

¡Oh Espíritu divino!

descended de las alturas

dad a vuestras criaturas

un rayo de vuestra luz.

De los pobres Padre tierno,

Dador de inefables dones,

y de nuestros corazones.

venid, refulgente luz.

Huésped dulce de las almas,

Consolador bondadoso,

en las fatigas reposo

y calma en la agitación.

Vos entre el deshecho llanto

de este valle de amargura

solaz sois: vos sois segura,

dulce paz del corazón.

¡Oh luz pura e inefable,

más radiante que la aurora!

del pueblo fiel que os adora

los corazones llenad.

Sin vuestro numen sagrado

el hombre es un puro nada;

es su herencia malhadada

la ignorancia y la maldad.

De los pechos que os invocan

sanad las llagas profundas,

borrad sus manchas inmundas,

regadlos en la aridez.

En sus locos extravíos

guiadlos rectos al cielo;

derretid su duro hielo

y doblad su rigidez.

Y de vuestros siete dones

la inestimable fragancia

derramad con abundancia

sobre vuestro pueblo fiel.

Que en Vos puesta su confianza,

de la virtud pide el mérito.

de la salvación el éxito.

y el gozo perpetuo. Amén

Y doblad su rigidez.

Documentación: Prosa al Espíritu Santo con Imágenes



« Oraciones varias II

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.