volver arriba

Desde la cuna de Belén a la cuna Palautiana

Publicado el lunes, 31 de diciembre de 2012

FOTO

FOTO

 Estas fechas de Navidad, donde celebramos el nacimiento del Niño Dios, que se encarna en nuestras vidas, han servido de marco ideal para nuestro encuentro de junioras, en el que nos hemos acercado a los orígenes de nuestra Congregación.

Dado el momento de formación que nos encontramos, creemos que es muy importante profundizar en nuestra historia congregacional para afianzar nuestra identidad vocacional y carismática. Para esto nos ha guiado la hna. Juana Casanovas en Barcelona. Ha presentado el tema de manera clara y sencilla, dándonos una visión general de los acontecimientos más importantes de nuestra historia; dejándonos la inquietud para seguir leyendo y ahondando en ella. Hemos podido visitar al mismo tiempo los lugares donde el Espíritu de nuestro Padre fundador sigue vivo en esta ciudad: Casa Madre, Vallcarca, Solarium, iglesia de San Agustín, iglesia de Belén y el mercado dela Boquería.

La experiencia de visitar en la Casa Madrea las hermanas de la enfermería ha sido muy positiva, compartiendo sus experiencias que son testimonio vivo, y nos han ayudado a tener una visión del camino recorrido por estas hermanas y lo que eso ha aportado y enriquecido a nuestra Congregación.

Sentimos la importancia de cuidar y vivir la herencia que ha dejado el Padre Palau. Nos invita desde la fidelidad y esa experiencia mística a encontrarnos, como él, con Dios y los prójimos como una única unidad, dinámica y universal. Creemos que es una historia viva que no acaba, y que cada una vamos haciendo día a día.

El mirar y estudiar los orígenes congregacionales ilumina el presente, interroga y cuestiona nuestra vida como Carmelitas Misioneras. Verlo en perspectiva nos ha hecho reconocerla como historia donde Dios se hace presente ante las dificultades y la lleva a buen término si nos fiamos de Él, haciendo caminos y abriendo nuevos y mayores horizontes.

Estamos felices por la experiencia positiva de este encuentro entre nosotras, dando gracias a Dios por sentirnos parte de esta historia palautiana, ya que a mayor conocimiento, mayor amor y sentido de pertenencia ala Congregación.

Gracias a todas las hermanas con las que hemos compartido estos días; su acogida y cercanía ha sido un estímulo para seguir juntas en este camino vocacional viviéndolo desde la fraternidad. 

                            Gracias      Obrigada      Thank you           Dziękujemy                             

 

     Barcelona 29 de Diciembre de 2012

     Hnas. Joanna, Cristina, Verónica, Vanessa y Agnieszka

 

 

 



« Nuestra misión de Costa de Marfil en RTVE En torno al “Credo Eclesial” »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.