volver arriba

Una iniciativa solidaria

Pulpito PROKARDE

FOTO

Quiero contaros una historia ¡increíble!

Nací una tarde cuando el calendario iba anunciando el otoño pero en la calle aún se podía disfrutar del verano porque a veces la naturaleza juega con el calendario y se niega a ajustarse a sus esquemas.

Esa misma “rebeldía” influyó en mi nacimiento porque nací de unas manos nada hábiles para los trabajos manuales que se movían por un corazón empeñado en hacer grandes cosas desde cosas pequeñas.

Nací en Vitoria, donde tiene la sede principal PROKARDE, con la humilde pretensión de ayudar en las “paradas solidarias”, tómbolas y otras actividades en las que PROKARDE participa desde las distintas Delegaciones.

Mis ocho brazos quieren mostrar, simbólicamente, que muchos son los brazos que se necesitan para trabajar por un mundo más justo y solidario, y que por ello, todos los brazos son bienvenidos.

Aún no había sido “presentado en sociedad” cuando la confianza y la amistad dieron con “mis brazos” en León. De pronto me vi sobre una mesa de despacho por el que desfilaba toda clase de personas. Oí hablar mucho de justicia y solidaridad, de que los presupuestos no llegan, de que las personas necesitan que las echen una mano. Yo iba ajeno al revuelo que mi presencia iba a desencadenar. Mi presencia no pasaba desapercibida: el color, la cabeza grande ¡y tanto brazo!

Percibía como las conversaciones se cortaban con un: ¿y eso?... “Eso”, era yo.

Es un “pulpito solidario”, contestaba una y otra vez, mi orgullosa propietaria.

¿Qué?

Un “pulpito solidario”, ahí donde le ves, tan sencillo y pequeñito tiene tras él una gran labor. Detrás de él está PROKARDE y los esfuerzos que esta ONG hace para la ayuda al desarrollo en países del llamado tercer mundo.

He de confesar que me asustó un poco escucharlo ¿hablan de mí?....

Y seguí escuchando: A través de PROYECTOS, a los que ayuda económicamente, colabora en la promoción de la mujer, la educación, la sanidad,… atiende a situaciones de emergencia, buscando la autonomía y la sostenibilidad de personas y comunidades entre los más pobres y desfavorecidos.

Yo cada vez, me sentía más orgullo: ¡Tengo una gran misión!... y asustado ¿Yo sólo todo eso?

Todos podemos echar “un brazo”.

Para mi sorpresa muchos expresaron el deseo de tener un “pulpito solidario”, ¿Dónde se adquiere?, ¿Cuánto cuesta?,…

Me hicieron fotos y me vi en el chat de PROKADE de Castilla y León, y hablaron de mí en un Taller en Ávila y me vi en Getafe, y… me veo en muchos hogares estas mis primeras Navidades. Ya hay una red de personas solidarias que están poniendo su arte y creatividad para que esto sea posible, y crece cada día.

 

FOTO

ATENCIÓN

A través del “pulpito solidario” PROKADE quiere recordar que se necesitan muchos brazos para trabajar por un mundo más justo y solidario.

Que no hay brazos pequeños o grandes, cortos o largos, pobres o ricos, artistas o torpes… todos podemos aportar algo en esta misión, y todo será importante si lo hacemos desde un corazón solidario, construyendo desde lo mejor de cada uno.

El “pulpito solidario” no tiene precio. Claro que necesitamos recaudar fondos, pero no queremos hacerlo desde los circuitos comerciales y de consumo dominantes.

Quien quiera puede aportar una donación para los distintos proyectos de cooperación para el desarrollo que estamos llevando a cabo y PROKARDE se lo agradecerá con un “pulpito solidario” que simboliza los esfuerzos de mucha gente para conseguir el mismo fin a favor de las personas más desfavorecidas.

¿Quieres ayudarnos a hacer “pulpitos solidarios”? Anímate, es divertido.

Conócenos, y si te parece que merece la pena lo que hacemos “Échanos un brazo” tú eliges la forma. Contacta con nosotros: secretariavitoria@prokarde.org

FOTO

Uno de los lugares donde he tenido más expansión ha sido en la Delegación de Castilla y León. Desde allí nos cuentan su experiencia.

En la Delegación de Castilla y León, domiciliado en León, “pulpito” PROKARDE empezó a presentarse en sociedad con una imagen más provocativa, y con su expresión risueña y divertida ha conseguido llegar a distintos pueblos y ciudades para convencer a muchas personas para llevárselo a casa.

En su corta vida ha conseguido varios objetivos:

dar a conocer la ONG a personas que nunca habían oído hablar de ella.

ha sido capaz de explicar la situación en la que viven otras personas empobrecidas y los Proyectos que PROKARDE lleva a cabo para ayudarles en su desarrollo integral tanto personal como comunitario,

ha recaudado fondos para el Proyecto de “Mujeres emprendedoras” en Perú a través de las aportaciones voluntarias de las personas que querían el pulpito y entregaban su donativo,

y finalmente "pulpito" ha conseguido acercar a muchas personas colaborando de formas diferentes, de forma altruista y tomando conciencia de situaciones difíciles en las que todos podemos aportar nuestro granito de arena para construir un mundo distinto y mejor.

A "pulpito" le ha gustado Gordón y seguirá extendiendo sus brazos solidarios por toda la montaña leonesa.

No dejéis de ver en imágens nuestra experiencia y recordad

¡TODOS LOS BRAZOS SON BIENVENIDOS!

 

Enlace web http://www.youtube.com/watch?v=gWTbwYBKivw



Queridas hermanas »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.