volver arriba

Hna. Mª Ignacia Arriola Albizu

“he corrido hasta la meta, he mantenido la fe...”

FOTO

Con una esperanza grande en la Resurrección, os comunico que nuestra Hna. María Ignacia Arriola Albizu ha fallecido el día 4 de febrero de 2020, en la Comunidad “Mater Carmeli” de San Sebastián. Ya ha celebrado su Pascua definitiva después de una larga enfermedad, y está gozando de la presencia del Padre Bueno. Ha fallecido a los 101 años de edad y 80 de Vida Consagrada.

FOTO

 

 

 

Hna. María Ignacia nació el 20 de febrero de 1918 en Deba (Guipúzcoa). El 5 de enero de 1936, ingresó en la Congregación y profesó el  9 de mayo de 1939 en Pamplona. Dos de sus hermanas, Teresa y Lucía también han formado parte de nuestra familia de Carmelitas Misioneras.

En su larga trayectoria vocacional y misionera, nuestra Hermana ha realizado diferentes actividades misioneras, en la Catequesis y en el campo de la Educación, tanto en España como en Centroamérica, (Cuba). Después de unos años en las Comunidades de: Barcelona: “Casa Madre, San José”; Pamplona: “San Francisco Javier”; Santander: “San Cándido”; San Sebastián: “Niño Jesús de Praga; Trigueros: “Virgen del Carmen”; en el año 1953 hermana María Ignacia, junto con otras cuatro hermanas salen de Barcelona rumbo a Cuba. En primer lugar, en la comunidad “Nuestra Señora del Carmen” de Vertientes. Después pasará a La Habana, a la comunidad del Colegio “Virgen del Carmen” donde seguirá colaborando en el campo docente. A su vuelta a España la encontramos en la Comunidades de: Castelo de Vide: “Nuestra Señora de la Esperanza; Oropesa: “San José”; Alcalá de Guadaira (Sevilla): “San Juan de Dios”; Madrid: “Santa Teresa” y Sagrado Corazón; Ávila: Santa Teresa; Segovia: “San Juan de la Cruz”; Bilbao: “Virgen de Begoña”; San Sebastián: “Mater Carmeli”. Es en el año 2007, cuando hermana Ignacia es destinada a esta última comunidad.  Aquí recibe la llamada del Señor para coronar sus 101 años de entrega, de generosidad, años cargados de una rica vivencia en la Viña del Señor. Con el Salmista podemos cantar: “En la vejez seguirá dando fruto...”(Salmo 91,15).

FOTO

Nuestra hermana María Ignacia ha sido muy querida por las hermanas, por su familia, por todas las personas que la han tratado. Mujer de una fe sólida y profunda, orante, muy amante de la Virgen del Carmen, amaba su vocación de Carmelita Misionera, entregada al servicio de la Iglesia. Era acogedora y fraterna, muy agradable en el trato, de una gran actividad física e intelectual, que según sus hermanas de comunidad, demostró hasta el último momento de su vida. Dada su formación y gran sensibilidad por la música, disfrutaba mucho preparando y ayudando a preparar la liturgia, lo que hacía con gran amor y mucho esmero. Sabía agradecer, con alegría, todos los servicios que recibía, sobre todo durante su enfermedad.

Hermana María Ignacia, también la Congregación te agradece por lo que has sido y por lo que has significado para quienes han vivido y compartido contigo los 80 años de tu vida en el Carmelo Misionero. Tu testimonio sigue vivo entre nosotras. Ahora disfruta del Banquete eterno. Contamos con tu intercesión ante el Señor por toda la Provincia y, por la Iglesia, a la que, como ferviente hija de Palau, tanto amaste y serviste en tu vida.

Madrid, 6 de febrero de 2020 

                                                                                                    Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. Mª José Fernández Ibáñez Hna. Blasa Cabodevilla Sagues »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.