volver arriba

Hna. Felisa Lejarda Gorostiza

“…Aquí estoy, ¡oh Dios! para hacer tu voluntad”. (Hb, 10,7)

FOTO

 

Con la esperanza en el Dios de la Vida, os comunico que el día 28 de marzo de 2020 falleció nuestra querida Hermana  FELISA LEJARZA GOROSTIZA.  El Señor la encontró preparada para celebrar su Pascua Eterna con Aquel a quien se había entregado de por vida. Ya está gozando de la Luz y la Paz Eterna. Ha fallecido a los 88 años de edad y 65 de Vida Consagrada, en la comunidad “Santa Teresa” Enfermería Casa Madre, Barcelona.

 

 

FOTO

Hna. Felisa nació el día 21 de febrero de 1932, en Ceánuri (Vizcaya).  Ingresó en el Noviciado de Pamplona el 26 de agosto de 1953 y profesó como Carmelita  Misionera el 28 de agosto de 1954 en Pamplona.

Recordar a Hermana Felisa a lo largo de sus 65 años de vida consagrada, es reconocer la huella vocacional de una Carmelita Misionera entregada plenamente a su vida y misión en las comunidades de Pamplona, Roma y Barcelona. El 23 de enero de 2015, ya enferma, llega a la Comunidad de “San José” en la Casa Madre, Barcelona y hace unos meses se le traslado a la comunidad “Santa Teresa” enfermería, aquí la encuentra el Señor, en vigilante espera, para cantar su misericordia junto con todos los elegidos del Reino.

 

FOTO

Hermana Felisa era una mujer de una fe profunda, sencilla, muy humilde, bondadosa, muy trabajadora; siempre dispuesta a realizar cuantos servicios le solicitaban las hermanas en las comunidades donde realizó su misión. Era prudente, pasó una buena parte de su vida en la Portería de la Casa General y más tarde en este mismo servicio en la Casa Provincial de Barcelona.  Amante del silencio y de la soledad; aprovechaba y disfrutaba en sus ratos libres con la lectura espiritual. Orante, tenía siempre presentes las necesidades de la Iglesia y de la Congregación; mantenía vivo el sentido de Familia. Vivía el gozo de una entrega total, en Aquel que la había seducido. María, la Madre Buena, era su mejor modelo.

 

En comunión de Hermanas, damos gracias al Señor por la vida y la misión de nuestra hermana Felisa. Oramos al Señor para que la tenga ya en su Reino de Paz, de Amor y contamos también con su intercesión ante el Padre por su amada Congregación, el Carmelo Misionero, para que sigamos fieles a nuestra vocación al servicio de la Iglesia por el Reino.    

 

Madrid, 30 de marzo, 2020

 Hna. Carmen Ibáñez Porcel

 



« Hna. Nieves Oteo Gómez Hna. Teresa Esteban Parrilla »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.