volver arriba

Hna. Antonia Zarandona Meabe

“…Aquí estoy, ¡oh Dios! para hacer tu voluntad”. (Hb, 10,7)

FOTO

En comunión de fe y esperanza acogemos el paso a la Vida de nuestra querida HNA. ANTONIA ZARANDONA MEABE. El 11 de mayo de 2020 ha sido llamada por el Señor para entrar en el Banquete del Reino, para cantar eternamente el amor de Dios y gozar de la Pascua eterna junto con todos los elegidos que nos van precediendo. Ha fallecido a los 87 años de edad y 60 de Vida Consagrada, en la comunidad “El Carmen” de Burgos.

 

FOTO

Hna. Antonia nació en Larrabetzua (Bilbao), el 16 de enero de 1933. El 5 de noviembre de 1957 inicia su postulantado y profesa como Carmelita Misionera en Pamplona el día 12 de mayo de 1959.

A lo largo de sus 60 años de Carmelita Misionera, ha vivido y trabajado en las comunidades de Pamplona; Vitoria; San Sebastián y Burgos. En esta última comunidad de Burgos, donde hermana Antonia se encontraba, recibe la llamada del Señor y ha partido hacia la Casa del Padre, donde sin duda ya está gozando de su presencia.

En su trayectoria vocacional y apostólica como Carmelita Misionera, realizó diferentes actividades en el campo sanitario y en otras actividades pastorales. Sobre todo en Centros de Salud, Clínicas, Residencias, al servicio de los enfermos. Con su buen hacer, ha sabido motivar y acompañar siempre a los enfermos y a las hermanas y trabajando con mucha generosidad, cariño, responsabilidad y una gran dedicación. Delicada de salud, sin embargo, siguió ayudando en la Residencia y comunidad, hasta el último momento de su vida, siempre pendiente del cuidado de las hermanas y sus necesidades. El personal sanitario la recuerda con mucho cariño. 

 

FOTO

Hermana Antonia era una mujer de una fe sólida y profunda. Orante, amante del silencio. Disfrutaba preparando la Liturgia, lo que hacía con alegría y dedicación.

 

Con sentido de Familia, damos gracias al Señor por la vida y testimonio de nuestra Hermana Antonia y oramos por ella para que goce eternamente de la presencia del Señor. Contamos también con su intercesión para que el Señor nos ayude a pasar por la vida haciendo el bien y testimoniando el amor y la ternura del Padre, como siempre quiso hacer nuestra Hermana.

Madrid, 13 de mayo de 2020

Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. Virginia Roza Rodríguez Hna. Laurentina Pérez Robledo »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.