volver arriba

Hna. Benilde Ares Freire

“…Aquí estoy, ¡oh Dios! para hacer tu voluntad”. (Hb, 10,7)

FOTO

Estamos celebrando el “paso a la Vida” de nuestra querida Hermana BENILDE ARES FREIRE. El día 11 de julio de 2020, el Señor la llamó a participar y gozar del lugar que El mismo le había preparado en el Banquete del Reino. Falleció a los 88 años de edad y 66 de Vida Consagrada, en la comunidad “El Carmen” Enfermería, de Burgos.

 

FOTO

Hna. Benilde nació el día 24 de marzo de 1932, en Aranga (La Coruña). Ingresó en el postulantado el 24 de agosto de 1952 y profesó como Carmelita Misionera el 2 de marzo de 1954, en Pamplona.

Su trayectoria vocacional y apostólica en el Carmelo Misionero ha sido larga y muy rica. Después de unos años en España, en 1966 es destinada a Puerto Rico donde, realiza su apostolado en el campo Sanitario y en la Pastoral hasta el año 1977 que regresa a España. En nuestro país continuó sirviendo a “Dios y a los prójimos” en personas concretas y necesitadas de atención y cariño, como son los enfermos. Compartió vida y misión en las comunidades de Barcelona; Santa Cruz de Tenerife; Ávila; Sevilla; Torremolinos; Madrid; Malagón; Segovia; Burgos. En esta última comunidad de Burgos, y después de una larga enfermedad nuestra Hermana Benilde escucha la Palabra del Señor, “… volveré y os tomaré conmigo” a la Casa del Padre para gozar y participar de la Pascua Eterna.

 

FOTO

Recordar a Hermana Benilde, es recordar su vida y su misión apostólica que vivió siempre con mucha generosidad, alegría y responsabilidad, tanto en el campo sanitario en las Clínicas y Hospitales de las diferentes comunidades donde pasó como, más tarde con las Hermanas mayores. Colaboró también en Pastoral sanitaria y en catequesis. Quienes han convivido con Hna. Benilde, especialmente la cdad. “Santa Teresita” de Ávila, donde sufrió los primeros síntomas de su enfermedad, la recuerdan como una mujer de fe, vocacionada, orante, fiel y entregada; disponible y servicial en la comunidad; sencilla y acogedora; delicada y amable. Muy amante de la Virgen.

 

Como Familia que vive la alegría de la comunión, damos gracias al Señor por el testimonio de su vida y oramos al Señor para que la haya acogido ya en su Reino de Paz y Amor. Contamos también con su intercesión ante el Padre por el Carmelo Misionero para que vivamos en fidelidad nuestra vocación al Servicio de la Iglesia por la extensión del reino.

Madrid, 14 de Julio de 2020

Hna. Carmen Ibáñez Porcel



« Hna. Carmen Torres García Hna. Virginia Roza Rodríguez »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.