volver arriba

Esta noche en casa

Más reflexiones sobre la parábola del Hijo pródigo

Henri J. M. Nouwen

PPC. 2009

FOTO

"Desde el principio te animo a que permitas que el relato del hijo pródigo del Evangelio penetre en ti ?pasando de tu mente a tu corazón?, de forma que las imágenes de esta historia lleguen a grabarse en tu espíritu. Confío en que algo nuevo nacerá en ti, que será muy diferente de lo que pasó en mí; algo que será solamente tuyo. Que sepas simplemente que lo verdaderamente importante es cómo recibes esta parábola. La parábola y el cuadro te están invitando a pasar, te están llamando a entrar y a participar como uno de los personajes. Escoger formar parte del relato te permitirá llegar a ser consciente de nuevas relaciones con tu propia vida, por lo que te exhorto a que dejes que su historia se convierta gradualmente en tu propia y más íntima historia".



« Un viaje a la libertad Nunca renuncies a tus sueños »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.