volver arriba

Juana Gratias viaja a España para iniciar un ensayo fundacional

Francisco, a mediados de 1846, emprendió  viaje  a España  para visitar su entorno familiar.

FOTO

En su gira llevaba como objeto, tantear el ambiente político, con el  fin de trasplantar, en su tierra natal, la pequeña semilla fundacional que acababa de nacer en territorio francés. El comienzo  de la experiencia, sería en Lérida y Aytona, donde contaba con  jóvenes interesadas en ponerse bajo su dirección espiritual, entre ellas algunas sobrinas. A finales de junio de 1848, Juana Gratias, enviada por Francisco, llegaba a España sintiéndose acogida, con entusiasmo,. por las compañeras tanto de  Lérida como de Aytona. Iniciaron la experiencia  de vida contemplativa, poniendo en práctica las instrucciones, que a modo de Reglas, les redactó el Director. Habitaban en casas, propiedad de familiares; no tenían reconocimiento jurídico alguno, constituyendo   pequeñas ‘familias domésticas’.



« Fracasa la experiencia Encuentro con Francisco Palau »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.