volver arriba

Oración

De una Carmelita Misionera de hoy

FOTO

 

 

Señor, quiero bajar al fondo de mi ser,

donde Tú habitas,

y encontrarte a ti, cada mañana,

tomar de tu Espíritu el agua viva,

y saciar la sed de la jornada.

 

Que el espíritu esté presto a tu llamada,

en los tiempos y momentos cada día,

decir "sí", en el quehacer que la vida "obliga",

generosidad y alegría, desde el encuentro.

 

Decir "sí", con el corazón y la mirada,

al hermano, que hace tiempo, no sabe su camino,

él sólo entiende de cariño y de cercanía,

hazme presto a dar, lo que él "sólo" espera.

 

Señor, pon tu Espíritu en mi vida,

ayúdame a vivirlo plenamente,

déjame bajar a mi morada,

donde Tú, habitas y me esperas.

 

Yo iré al rayar el alba y Tú...

¡Te esparé al terminar el día!



« Evangelii Gaudium Celebrando a Teresa de Lisieux »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.