volver arriba

Tómate un minuto, por favor

RESPIRA, MODIFICA TU EMOCIÓN

FOTO

Respira…, modifica tu emoción.

Observa tu respiración por un momento...

No la modifiques, simplemente observa.

¿Dónde está? en el pecho? en el abdomen?

Si se trata del pecho, siéntelo...

¿Sientes opresión?, ¿tienes ansiedad?, ¿problemas?

 

Toma una respiración más profunda...

Una vez más...

Otra vez...

Y…  ¿por qué no llevar este aire también al abdomen?

Respira muy profundo...

Aumenta tu espacio interior...

Imagina tu cuerpo como un globo enorme...

Pon mucho aire en el globo...

Cuando esté lleno, mantenlo así un poco...

 

Ahora vacíalo lentamente, expulsando todo el aire...

Después de una pausa, repite el mismo movimiento.

Inspira...

Mantén esa inspiración...

Y exhala...

 

Toma todo el aire posible...

Observa otra vez...

¿Cómo es tu respiración ahora?

¿Y tu espacio interior?

¿La tensión ha disminuido?

 

Gracias a la respiración, nos abrimos a nuestro espacio interior

y la presión en el pecho se reduce.

Este movimiento fisiológico tiene la capacidad de cambiar nuestras emociones en pocos minutos...

Cambiar el sentimiento de opresión por el de espaciosidad...

 

 



« Entrevista a JAVIER MELLONI, Teólogo, Antropólogo y Jesuita: Experto en diálogo interreligioso. Tras las huellas del eremita »

¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.